Cómo lograr la mejor videollamada

Ya hemos hablado acerca de que la #MarcaPersonal no es algo nuevo, lo que sí resulta más reciente son los medios a través de los cuales podemos darla a conocer e impulsarla. Estamos de acuerdo con que el mundo 2.0 es lo más común en la actualidad, sin embargo, nuestras audiencias buscan a la cara detrás de la marca. Una ventaja de desarrollar tu marca personal en la web es que te permite trabajar desde cualquier lado, interactuar con tu audiencia y posibles clientes a distancia (y de una manera más masiva, ya que podés reunirte con varios en un mismo día y sin hacer un super recorrido por la ciudad o el país). Es aquí cuando Skype, Zoom y demás plataformas juegan un papel muy importante en nuestra rutina.


Es muy posible que la mayoría de tus reuniones con clientes se lleven a cabo por alguno de los medios que mencioné anteriormente, es por eso que hoy te traigo 5 pasos a tener en cuenta para tu primera o próxima reunión por videollamada:

Lugares luminosos: la clave para una buena calidad de video.

1. El equipo: una reunión cara a cara no requiere de conocimientos especiales de tecnología, pero una por video, sí. Asegurate de tener descargada la última versión de Skype/Zoom/FaceTime (o la red que utilices) en tu computadora y tener preparados y funcionando cámara y micrófono. Ya que esto es algo que seguramente harás a bastante seguido, considerá adquirir nuevos equipos para que estos funcionen a punto y te ofrezcan una imagen y sonido claros.


Si ocurriese algún desperfecto técnico durante la sesión, haceselo saber a tu interlocutor y trata de resolverlo lo más rápido posible, porque si seguís adelante con la reunión como si no estuviese pasado nada, corres el riesgo de perderte información importante que tu cliente o interlocutor estén solicitando o trayendo a colación. Una buena conexión a Internet es indispensable para evitar complicaciones.


2. El setting: en vez de reunirse en una sala de conferencias, te“reunirás” con tu cliente en tu propia casa, de tal forma que tenes que asegurarte de que el espacio que elijas para tu sesión, se vea lo más profesional posible.


Por esta razón, es mejor no hacer sesiones desde tu dormitorio, sino en un espacio neutral, como una oficina en casa o biblioteca, con un fondo que no distraiga. La iluminación debe ser lo suficientemente buena para que la persona del otro lado de la PC pueda ver bien tu cara. Y por supuesto, asegurate que nadie te interrumpa durante tu sesión.


3. La vestimenta: debes vestir de manera acorde a tu Marca Personal, al igual que si fueses a una reunión cara a cara. Si no estás seguro sobre qué ponerte, podes apelar a algo que represente los colores de tu marca. Sin embargo, tené en cuenta que en video, los colores claros se traducen mejor que los más brillantes, como el rojo, que distraen mucho.


No caigas en la tentación de solo vestirte bien en la parte de arriba y quedarte abajo con los shorts de siempre o pijama, porque si tuvieses que levantarte de tu asiento, tu cliente seguro lo verá.

Si la conferencia es al aire libre, asegurate de encontrar espacios poco ruidosos.

4. El contacto visual: todos sabemos lo importante que es mirar a los ojos a nuestro(s) interlocutor(es), y esto es particularmente importante a la hora de reunirnos con un cliente. Para una videoconferencia se aplica lo mismo ¡Pero, atenti! Recordá que la cámara no está en la pantalla, sino arriba, o a un lado, o abajo (depende tu dispositivo, obvio)… Siempre es conveniente mirar a la cámara, intercalándolo con la pantalla. De esta forma, vas a estar viendo directamente a la otra persona.


5. El lenguaje corporal: es obvio que luego de una video-sesión , no podrás saludar con la mano o un beso a la otra persona. En estos casos, lo que podés hacer es asentir y acercarte un poco hacia la pantalla o levantar la mano (y agitarla) como cuando saludamos por la calle. Al mismo tiempo, evita moverte demasiado porque esto se ve borroso en cámara. El desafío es encontrar un punto medio entre estar quietos y movernos demasiado.

Organizarse en el momento previo de la video-conferencia, es la parte clave para alcanzar el éxito.

De todas formas, lo mejor es hacer una prueba antes de la reunión (con la mayor antelación posible), grabarla y luego verla para ver si contás con todas las herramientas bajo control. También, podés practicar para estar más aceditad@ a la hora de tener una video-reunión ¿Te animás a optimizar tu tiempo?



¿Qué otros tips se te ocurren? ¡Conversemos!

Escribime a: hola@leolarrea.com

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social Instagram
  • Icono social LinkedIn

© 2020 Leo Larrea Velasco