¿Cómo vender por e-mail?

La publicidad vía correo electrónico (o el famoso “newsletter”) es una de las tácticas más importantes y efectivas de una estrategia de marketing digital (si, molesta por momentos, pero efectiva al fin).


El secreto de los óptimos resultados de una campaña publicitaria abordada por e-mail marketing consiste en que el destinatario realmente quiera recibirla en su casilla. Caso contrario, la campaña se caerá por su propio peso.

Miles de e-mails se envían por día ¿Pero, todos son efectivos?


A la hora de pensar una estrategia de Inbound Marketing (veremos de qué se trata eso en otros de mis artículos), una de las fichas principales se apuestan a enviar un newsletter semanal (como mínimo) a la lista de clientes y posibles futuros clientes.


¿Pero cómo asegurarme que voy por el camino correcto?

Debemos saber que el e-mail marketing cumple 3 funciones principales:


Difundir: propagamos productos, servicios, noticias de nuestra marca. Y, a su vez, podemos enviar saludos (en fechas especiales) a nuestros seguidores.


Convertir: los seguidores, si realmente aceptan formar parte de nuestra lista de newsletter, se convertirán de simples seguidores en fans de nuestra marca (¡El sueño de todo emprendedor!)


Fidelizar: los seguidores (o fans) permanecerán allegados a la marca ya que ésta les proporciona información útil y beneficios (como descuentos, regalos, saludos, entre otras tantas ideas).


¿Qué debo tener en cuenta para que me lean?

Hay al menos 3 aspectos que no debemos olvidar a la hora de enviar publicidad o mensajes (inbound) por correo electrónico:


1- El diseño: Hoy en día todos compran a través del ojo, por lo tanto, tus saludos, productos o servicios deben tener una estética gráfica y ésta debe cumplir con tu estrategia global.


2- El asunto: El título del correo debe ser lo más confiable posible, recordemos que muchas veces no abrimos correos por miedo a que sea spam. Por lo tanto, dirigirnos con un lenguaje familiar al cliente o suscriptor ¡Suma puntos!


TIP: Olvidemos por un rato el lenguaje de vendedor. Dirijamonos como hacia un amigo.


3- Frecuencia de envío: No todos los suscriptores quieren recibir todo el tiempo correos. Lo ideal sería preguntarles con qué frecuenica desean recibir mensajes y, en base a esas respuestas, elaborar diferentes listas para segmentar bien el público. Ejemplo: LISTA DE SUSCRIPTORES DIARIOS; LISTA DE SUSCRIPTORES SEMANALES; LISTA DE SUSCRIPTORES MENSUALES; entre otras tantas.


Por otro lado, si contás con conocimientos en HTML, sumará enormes puntos ya que podrás programar correos con botones (por ejemplo el que dice “COMPRAR”) y efectos que atraen ventas. De todos modos, no es un paso ultra esencial y, a su vez, hay servidores gratuitos que facilitan este proceso ¡A buscarlos!


Como sostengo siempre, debemos seguir muy de cerca las estadísticas y métricas. Es importante que, si no contamos con un programa que nos facilite este proceso, nos tomemos unos minutos para hacerlo de forma manual y tomar registro. De esta manera segmentaremos bien nuestro nicho y llegaremos a alcanzar las metas deseadas.


¿Te gustaría sumar clientes vía e-mail? ¡Contá conmigo!

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social Instagram
  • Icono social LinkedIn

© 2020 Leo Larrea Velasco