El nicho de tu Marca Personal

Encontrar un nicho es uno de los primeros obstáculos a superar como dueño de negocio, consultor o freelancer. Hay que encontrar una comunidad que no solo sea interesante para vos, sino también para tu negocio.


El camino para encontrar tu nicho debe ser solo tuyo. El negocio de cada emprendedor es distinto, se diferencia y destaca por los productos o servicios ofrecen, el tiempo llevan en el mercado y su target particular.


¿Cómo encontrar tu nicho? Te propongo el siguiente ejercicio: agarrá una hoja de papel y dividila por la mitad. Luego, dividí esa mitad por la mitad. De esta forma te quedarán 4 cuadrantes o casillas ¿Qué vamos a hacer con estas partes? Veamos:

Cuando hablamos de "nicho", hablamos de público fiel a tu marca.

Primer paso: encontrá el “quién” (de tu nicho)


En el ángulo superior izquierdo, hacé una lista de todos tus clientes antiguos y actuales y proyectos en los que te haya gustado trabajar (solamente nombralos). Si apenas estás iniciando tu negocio y no tenes clientes, entonces hacé una lista de aquellos proyectos universitarios, de escuela o cualquier colaboración que hayas disfrutado, o aquellos en los que te gustaría trabajar. Mientras haces esta lista, pregúntate:

· ¿Qué impacto tuvo el proyecto en el negocio?

· ¿Qué tanto te interesa esa industria?

· ¿Cuánto tiempo más te gustaría seguir haciendo cosas parecidas?

· ¿Disfrutaste trabajar con la gente que formó parte del proyecto?


En esta sección podes emplear de 10 a 15 minutos.


Segundo paso: encontrá el “quién no” (de tu nicho)


En el ángulo superior derecho, hacé al contrario: una lista de aquellos clientes o proyectos en los que no disfrutaste trabajar. Solamente nombralos, no pongas las razones. Y hacete las siguientes preguntas:

· ¿Por qué el proyecto no fue tan exitoso como pudo haber sido?

· ¿Por qué no disfruté de trabajar con esos clientes?

· ¿Cómo me sentí al trabajar en esos proyectos?

· ¿Cómo me sentí al hablar con esos clientes?


Tomate también unos 10 a 15 minutos en esta parte.

Si pensaste con cuidado en estos dos cuadrantes, los siguientes no sólo van a resultarte sencillos, sino que te ayudarán a ver con más claridad tu negocio y quién sería tu cliente ideal.

Recordatorio: las métricas de las Redes Sociales siempre nos indican en dónde está nuestro nicho.

Tercer paso: encontrá el “por qué”


En el ángulo inferior izquierdo, hacé una lista de todos los elementos en común y las razones por las cuales elegiste a los clientes y proyectos que te gustaron y disfrutaste. Se generará una lista de características que querrás que todos tus clientes potenciales tengan.

Escribilo de esta forma:

· Características

· Sentimientos

· Importancia

· Industria

· Rentabilidad

· Dificultad

· Tecnología

· Locación


Y también cualquier cosa que veas que es un punto en común entre todos los proyectos o clientes. Podes emplear de 5 a 10 minutos en esta parte.


Cuarto paso: encontrá el “por qué no”


Por último, en el ángulo inferior derecho, hacé una lista de todos los elementos y razones en común por las cuales elegiste a los clientes y proyectos que no te gustaron. Acá hacemos lo mismo que en el tercer paso, pero ahora, el resultado que se generará es una lista de “advertencias”, es decir, aspectos que deberás saber identificar en clientes y que te indicarán si vas a querer trabajar con ellos o no.


YAPA! Siempre, al hacer análisis como estos, es bueno dejar que nuestra mente descanse. Luego de unas horas o mejor aún, al siguiente día, vamos a ver todo de nuevo con mucha más claridad.


Al igual que antes, escribilos de esta forma:

· Características

· Sentimientos

· Importancia

· Industria

· Rentabilidad

· Dificultad

· Tecnología

· Locación


Y también todo lo que haya en común entre ellos. Al igual que antes, destiná de 5 a 10 minutos en este punto.

Nunca olvidemos de generar contenido que aporte valor a aquello que nuestra audiencia busca.

Paso 5: encontrá un nicho


El último paso consistirá en puntuar a manera de ranking los ítems en la mitad inferior de tu papel, del 1 al 5. Dale un valor más alto a lo que consideres más importante.

Cuando termines, no revises tu lista de inmediato, más bien dejala descansar y volvé al día siguiente. Después respondete estas preguntas:


¿Sigo teniendo la misma opinión?


¿Hay algo que quiera agregar, quitar o mover?



¡Ya terminamos de jugar!


Ahora tenés una lista de ítems que querrás identificar en tu cliente potencial o en futuros proyectos y una idea de un nicho. De igual forma, podrás ver aquellas cosas con las cuales no querrás trabajar y el target que no querrás tener.


Este es apenas el primer paso para encontrar tu comunidad fiel. Al ir refinándolo y al ir creciendo tu negocio, vas a utilizar este sistema como guía para conversar con clientes, definir procesos y mejorar tu rentabilidad.




¿Te gustaría saber más sobre Marca Personal? ¡Inscribite a mi curso on-line!

+Info e Inscripciones: hola@leolarrea.com

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • Icono social Instagram
  • Icono social LinkedIn

© 2020 Leo Larrea Velasco